background4

Historia del Apostolado

¿Qué es lo que quiere Nuestra Señora de nosotros?
John M. Haffert

Monseñor Harold Colgan, fundador del Ejército Azul, comentó en una ocasión que él, como la mayoría de los católicos en América, no se “enteró” de los acontecimientos de Fátima sino hasta después de la Segunda Guerra Mundial. En noviembre de 1946, tras sufrir un segundo y gravísimo ataque al corazón, fue internado en el hospital Hopkins de Baltimore. Una fría mañana, rodeado tan sólo por las paredes de su cuarto, el sencillo párroco de cabello blanco y ojos azules, al mismo tiempo que consideraba la realidad de una muerte próxima, meditaba en la importancia del Mensaje dado por Nuestra Señora en Fátima. Tenía un gran amor y devoción a la Virgen María y se había consagrado a Ella desde sus días en el Seminario, según aconseja Grignion de Montfort. Por ello, y como era 8 de diciembre, fiesta de la Inmaculada Concepción, patrona de los Estados Unidos, pidió le llevasen una imagen de Nuestra Señora para “pasar el día con Ella”. En algún momento de ese día, hizo una promesa a Nuestra Señora: “Si me curas, el tiempo que me des, lo dedicaré a extender tu Mensaje de Fátima”. A principios de 1947, habiendo experimentado una sorprendente curación y reintegrado a su parroquia de Santa María en Plainfield, New Jersey, el padre Colgan empezó a cumplir su promesa invitando a su feligresía a asistir a unas pláticas que él daría relativas a las apariciones y Mensaje de la Santísima Virgen en Fátima el día miércoles, durante diez semanas. Un día, semanas después, queriendo saber cómo estaban respondiendo a sus pláticas, el Padre Colgan les dijo: “los que estén dispuestos a cumplir lo que Nuestra Señora pide, traigan el próximo domingo algo azul”. El siguiente domingo, “los listones azules” inundaban su parroquia.

Coincidentemente, el 12 de agosto de 1946, el Sr. John M. Haffert, seglar que dirigía el apostolado del Escapulario del Carmen en Estados Unidos, obtuvo del primer obispo de Leiría-Fátima, el Excmo. Sr. José Correia da Silva, el permiso y privilegio de platicar con la Hermana Lucía, vidente de Fátima, que era entonces religiosa Dorotea. El Sr. Haffert versó la entrevista de cuatro horas alrededor de una pregunta: “¿Qué es lo que espera y quiere Nuestra Señora de nosotros?” Al final de esa entrevista y con la ayuda de Sor Lucía, el Sr. Haffert tenía redactada una “promesa” que resumía “lo que la Virgen nos pedía”. Mons. Correia da Silva le dió su aprobación.

De regreso a Estados Unidos, el Sr. Haffert inició una campaña, “la Marcha de las Promesas” en su revista del Escapulario, que contaba con 160,000 subscriptores. A finales del primer año se habían recibido unos 250,000 “Promesas”. Una buena parte de ellas habían sido enviadas por los feligreses de la parroquia de Santa María en Plainfield.

Los caminos de Dios son inescrutables y así, en 1947, el Padre Colgan (posteriormente nombrado Monseñor) y el Sr. Haffert, se conocen y unen esfuerzos y voluntades que los llevan a todas partes del mundo para difundir el Mensaje de Fátima y solicitar adhesiones a la “Promesa de Amor”. Monseñor Harold Colgan, fundador y primer Presidente Internacional del Ejército Azul, cumplió la palabra dada a Nuestra Señora, trabajando incansablemente durante veinticinco años, en la formación de un “Ejército” de apóstoles comprometidos a vivir y dar a conocer su Mensaje en Fátima. Fue llamado al cielo el 16 de abril de 1972.

En noviembre de 1970, al enfermar Mons. Colgan, es elegido Presidente Internacional el 2º Obispo de Leiría-Fátima, S.E.R. Juan P. Venancio y cuando a su vez, él enferma, en 1982, le sucede el Obispo de Zacapa, Guatemala, S.E.R. Mons. Constantino Luna. El Sr. Constantino Luna, después de una fecunda vida apostólica, dispuesto y preparado, se reunió con el Señor en septiembre de 1997.

En la Reunión Internacional que se realiza en Fátima en 1999 es elegido Presidente Internacional el Padre Otto Pisoni de los Estados Unidos quien fallece en el año 2003. El Sr. Américo Ortiz de Puerto Rico, vicepresidente, ejerce como Presidente mientras hay nueva asamblea y nombramiento.

El Sr. Haffert Co-fundador, Delegado Laico internacional del Ejército Azul y Director del Ave María Institute (Sede del Apostolado en Estados Unidos) desarrolló por 42 años una actividad extraordinaria viajando, escribiendo, editando muchas publicaciones promocionales del apostolado —iniciadas con la revista Soul— y promoviendo el apostolado en todo el mundo. Se jubiló el año de 1988 y muere en el año 2001.

El Prof. Américo López-Ortiz de Puerto Rico es electo Presidente Internacional en el año 2004. El día 7 de Octubre de 2005, Fiesta de Nuestra Señora del Rosario, se emite el Decreto de erección del Apostolado Mundial de Fátima como una Asociación Publica Internacional de Fieles. (Una Asociación Pública Internacional de Fieles es una asociación erigida por la Santa Sede, que puede recibir la misión de transmitir la doctrina cristiana en nombre de la Iglesia, promover el culto público y llevar a cabo otros fines reservados por su naturaleza a autoridades eclesiásticas (cf. canon 301.1). Las asociaciones públicas pueden libremente realizar iniciativas que estén de acuerdo con su carácter y se rijan por las normas de sus estatutos, y se encuentran también sujetas al dominio y supervisión de la autoridad eclesiástica correspondiente. Por eso los miembros que pertenecen a una asociación pública de fieles, actúan siempre en nombre de la Iglesia y realizan los objetivos de la asociación.)

El día 3 de Febrero de 2006, se realiza en Roma, en el Consejo Pontificio para los Laicos, una ceremonia oficial para la divulgación publica del decreto y la aprobación de sus estatutos internacionales.

La sede internacional del Apostolado de Fátima, está situada en Fátima (Portugal), teniendo una casa muy acogedora para peregrinos llamada Domus Pacis (Casa de la Paz). Los trabajos del Apostolado Mundial de Fátima son revisados por un Consejo de Administración, compuesto por nueve miembros del Apostolado Mundial de Fátima, los cuales son elegidos por una Asamblea General Internacional que se realiza cada tres años.

Cada miembro del Consejo de Administración representa también a los Centros Regionales del AMF. El Consejo de Administración se reúne una vez al año para ver y estudiar los asuntos internos del Apostolado Mundial de Fátima. Los miembros del Consejo de Administración (elegidos en Noviembre del 2008) son:

Presidente Internacional: Prof. Américo López-Ortiz, Puerto Rico
Vicepresidente Internacional: Sr. George Inglin, Suiza
Tesorero Internacional: Sr. Jorge Gutiérrez Guerrero, México
Secretario Internacional: Dr. Celcio Dias, India
Consejeros:
Srita. Hana Francakova, República Checa
Srita. Nida Ruiz, Filipinas
Sr. Dave Carollo, USA
Sra. Veronika Tabua, Islas Fiji
Padre Roland Berngeh, Camerún

El apostolado en México

Por el año de 1948, una de las primeras imágenes Peregrinas de Nuestra Señora de Fátima, llamada “Peregrina de las Américas”, custodiada por el Ejército Azul Internacional, vino a México y visitó varias diócesis, siendo recibida grandiosamente, con veneración, entusiasmo y alegría. Esta visita llegó al corazón de los fieles, iniciándose la devoción a Nuestra Señora de Fátima en México, la que se expresó principalmente en que le fueran consagrados muchos de los templos erigidos en los siguientes años.

En 1962, el Sr. Francisco Perez Oceta, terciario Carmelita, se entusiasma grandemente con el Ejército Azul al leer un artículo sobre el apostolado en la revista Miriam y, a pesar de estar enfermo, con un enorme cariño a la Santísima Virgen y con celo infatigable, visita varias ciudades difundiendo el Mensaje por igual entre obispos, sacerdotes y fieles. En tan sólo dos años logra recoger 7,500 Promesas de fieles convencidos y establece el apostolado, en mayo de 1963, en la iglesia de San Pío X en Guadalajara y, en abril de 1964, en la ciudad de México, en la Parroquia del Inmaculado Corazón de María. En junio de 1964 el incansable apóstol es llamado al cielo.

Tomó la bandera otro hermano terciario carmelita, el Sr. Fernando Acosta de la Vega, quien logró la autorización para promover el Ejército Azul en todas las Parroquias de la Arquidiócesis de México. Meses después el R.P. Eduardo F. Piza OCD se une y capitanea el esfuerzo de promover el apostolado en México con el respaldo del Ejército Azul internacional. Su labor se interrumpe al ser enviado a Durango, pero él la reinicia localmente entre los jóvenes.

Las semillas sembradas por estos pioneros y muchos otros más, van dando frutos aquí y allá. El matrimonio Juan Román y Jennie B. de Román, viajan a Fátima, Portugal y a Basilea, Suiza, donde estaba en esos años la sede del Secretariado Internacional del Ejército Azul y reciben, el 7 de julio de 1978 la formal autorización para establecer en nuestro país centros diocesanos y parroquiales del apostolado. Siempre guiado por el consejo sabio y prudente, la inefable ternura y el ejemplo de santidad de la Madre Esperancita Ruiz Ocampo, el matrimonio Román recorre algunas ciudades de la República Mexicana, unificando grupos de personas que de manera aislada estaban promoviendo la devoción y respuesta a María de Fátima y así, poco a poco, se va estableciendo el apostolado en diferentes diócesis. Los Obispos de Monterrey y Tijuana, S.E.R. José de Jesús Tirado y S.E.R. Juan Jesús Posadas Ocampo son los primeros en dar su bendición al apostolado, a los que poco a poco siguen otros. Se redactan los estatutos del Ejército Azul de México, mismos que se presentan al Excmo. Sr. Dr. Adolfo Suárez Rivera, entonces Obispo de Tlanepantla y Presidente de la CEAL. Se elige e integra el Consejo y Comité Ejecutivo Nacional del Ejército Azul, cuya Presidencia recae en la Rvda. Madre Esperanza Ruiz Ocampo, Superiora de la Congregación de las Hijas de María Trono de la Sabiduría, en León, Gto. Se establece como sede esta misma ciudad y como sede del Secretariado Nacional a la ciudad de Monterrey, N.L., a cargo de la Sra. Jennie Bavaresco de Román.

El Ejército Azul Internacional, representado por el Delegado Laico, varios obispos y 100 Peregrinos, hace entrega en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México el 3 de septiembre de l982 de la imagen de Nuestra Señora de Fátima, destinada a ser la Peregrina Nacional, la cual fue bendecida en Fátima por Su Santidad Juan Pablo II, precisamente el 13 de mayo de 1982, día en que consagró colonialmente al mundo al Inmaculado Corazón de María. Se le dispensó una extraordinaria recepción, tanto en el aeropuerto como en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe. Desde entonces, dicha bendita Imagen ha peregrinado continuamente por las diferentes parroquias e iglesias de la Cd. de México, gracias a la benévola acogida de sus dignos Pastores y a sus custodios: primero el matrimonio formado por don Agustín (+) e Irma Ponce de León y después de don Roberto y Celia de Olascoaga, interrumpiendo su peregrinar en esa Arquidiócesis, sólo para efectuar visitas a diversas ciudades y centros diocesanos del país.

El Excmo. Sr. Jerónimo Prigione, Delegado Apostólico, imparte su bendición al apostolado el 14 de abril de 1983. La Imagen Peregrina, cuyas visitas han ayudado enormemente a establecer y consolidar el apostolado en México, fue coronada solemnemente por el Emmo. Sr. Dr. Ernesto Cardenal Corripio Ahumada, Arzobispo Primado de México, en la Catedral Metropolitana de la Cd. de México el 25 de marzo de 1984, quien simultáneamente, consagra la Arquidiócesis a Ella, uniéndose espiritualmente a Su Santidad Juan Pablo II, que en ese día, en Roma y ante la imagen de Nuestra Señora de Fátima traída especialmente de la Capillita de las Apariciones en Fátima, renovó colegialmente la consagración del mundo al Inmaculado Corazón de María.

La Madre Esperancita, después de una dolorosa enfermedad, fue llamada al cielo el 31 de diciembre de 1983.En septiembre de 1985 se celebra, en la Ciudad de México, la primera Asamblea del Consejo Nacional contando con la presencia del Excmo. Sr. Constantino Luna, Presidente Internacional del Ejército Azul y es elegido Presidente Nacional el Sr. Francisco Castañeda Zepeda.El Ejército Azul de México queda inscrito a partir de esta fecha, como Centro Nacional en la organización internacional del apostolado.

En febrero de 1987, la Comisión Episcopal para el Apostolado de los Laicos (CEAL) da al Ejército Azul de México, su aprobación y reconocimiento como Apostolado con carácter Nacional. Al año siguiente el Excmo. Sr. Dr. Juan Jesús Posadas Ocampo, Arzobispo de Guadalajara, honra al Ejército Azul de México, aceptando ser su Director Espiritual Nacional. Su Excelencia asistió a todas las Asambleas Nacionales a partir de este año. En septiembre de 1988, durante la IV Reunión Nacional celebrada en Puente Grande, Jal., es elegido Presidente Nacional el Sr. Ing. Ernesto Villarreal Treviño. En 1989 se inicia el Boletín “Ave María” para los dirigentes del apostolado y se crea la Proveeduría Nacional.

El Padre Eduardo F. Piza OCD se une al Comité Nacional y, por primera vez, el Centro Nacional de México es representado por su Presidente en la Asamblea del Consejo Internacional en Fátima. En Junio de 1991 es nombrado Cardenal de la Santa Iglesia el Director Espiritual Nacional, el Emmo. Sr. Juan Jesús Posadas Ocampo, Arzobispo de Guadalajara. Durante la VII Asamblea Nacional celebrada en Guadalajara, Jal., en septiembre de 1991, es re-elegido el Ing. Ernesto Villarreal como Presidente Nacional. En dicha Reunión está presente, por segunda ocasión, el Excmo. Sr. Constantino Luna, Presidente Internacional del Ejército Azul, y por primera vez el Sr. Prof. Américo Lopez-Ortiz, Presidente del Ejército Azul de Puerto Rico y Delegado Laico para Latinoamérica. El 24 de mayo de 1993 balas asesinas segan la vida del Emmo. Sr. Posadas.

Se integran al Comité Nacional el Pbro. Ernesto Ma. Caro (1994) y el RP Rodolfo Escalante (1996). El 6 de marzo de 1996 el Excmo. Sr. Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado de México, acepta ser el Director Espiritual del Apostolado. En Febrero de 1997 es nombrado Cardenal de la Santa Iglesia.

En la Reunión Nacional del año 2000 es nombrado Presidente Nacional el C.P. Jorge Gutiérrez Guerrero de Mérida, Yuc. En el año 2002 el Apostolado quedó registrado ante el CEAL como “Apostolado Mundial de Fátima”. En el año 2004 el Delegado de México el C.P. Jorge Gutiérrez durante la Asamblea Internacional del Apostolado Mundial de Fátima es elegido Tesorero Internacional. En febrero del año 2006 el Asistente Eclesiástico del Comité Ejecutivo Nacional P. Rodolfo Escalante y el C.P. Jorge Gutiérrez asistieron en Roma a la entrega del documento que acredita al Apostolado como Asociación Pública de Fieles ante el Consejo Pontificio para los Laicos.

El 10 de octubre del 2006 nuestra hermana Amelia Álvarez Tostado parte al encuentro de su Creador y de su muy amada Madre la Virgen María. Meli, como la llamábamos todos, fue por varios años tesorera y secretaria pero al mismo tiempo una gran investigadora del mensaje de Fátima, investigación que dejó plasmada en varios documentos, folletos y libros que nos dejó como legado a sus sucesores. Todo su trabajo lo realizaba con mucho amor y servicio al AMF.

En las elecciones internacionales celebradas en Fátima, Portugal en el mes de noviembre del 2008, nuevamente es reelecto el C.P. Jorge Gutiérrez Guerrero como Tesorero Internacional. La Delegación Mexicana, integrada por varios miembros del Apostolado a nivel nacional, así como el Padre Rodolfo Escalante Morales y C.P. Jorge Gutiérrez Guerrero, asiste al Primer Congreso Latinoamericano y del Caribe del Apostolado Mundial de Fátima, celebrado en agosto del 2009 en Cabo Rojo, Puerto Rico.

  Continuar

miembros_apostolado_14
miembros_apostolado_01
miembros_apostolado_02
miembros_apostolado_03
miembros_apostolado_04
miembros_apostolado_05
miembros_apostolado_06
miembros_apostolado_07
miembros_apostolado_08
miembros_apostolado_09
miembros_apostolado_10
miembros_apostolado_11
miembros_apostolado_12
miembros_apostolado_13